Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Home / Policiaca / Fachadas, familia y un túnel secreto entre Mexicali y Calexico para traficar drogas #Sentenciados

Fachadas, familia y un túnel secreto entre Mexicali y Calexico para traficar drogas #Sentenciados

Marzo de 2016. Agentes federales de Estados Unidos llevan a cabo un ostentoso operativo en Calexico, donde catean una casa y un almacén contiguo. Dos personas son detenidas en el sitio y el inmueble es cercado.

Bajo una alfombra de la sala, una especie de puerta resulta ser la salida de un túnel, cuya entrada se encuentra en Mexicali, en el almacén de un popular restaurante de comida mexicana. La recién llegada Gendarmería de la Policía Federal arriba al sitio, avisados por sus homólogos de Estados Unidos.

Por meses, autoridades de Estados Unidos vigilaron a una familia y sus cómplices mientras planearon y ejecutaron la construcción de un túnel para el tráfico de drogas entre Mexicali y Calexico. Los agentes federales habían conseguido órdenes de intervención de comunicaciones por parte de un juez, y así pudieron documentar la manera en que operaba esta red ligada al Cártel de Sinaloa en la región Suroeste de Estados Unidos.

Se vende casa

Un terreno sobre la calle Tercera fue el elegido. Para abril de 2015, el predio había sido comprado por 240 mil dólares. Unos meses después, entre octubre y noviembre, se construyó una casa. Los operadores vinculados al cártel, en su fachada como familia, le dijeron al contratista que debía dejar un boquete en el piso de la sala con el pretexto de colocar en un futuro una caja fuerte.

Para principios de 2016, la casa marcada con el 902 de la calle Tercera ya se encontraba lista y habitable. Debajo de ella, un túnel de casi 400 metros se había construido sigilosamente, bajo la vigilancia de investigadores federales de Estados Unidos.

Marcia Manuela había sido la compradora. Su madre, Eva, una mujer de 74 años de edad, quien vivía en Tucson, formaba parte de la operación. A ella se le señala de trasladar parte de la droga de la casa a una bodega, también en Calexico. Esta era la primera vez que una casa era comprada específicamente para este tipo de operaciones para el tráfico de drogas a través de un túnel.

Restaurante y fachada

La bodega de un clásico restaurante en Mexicali era la entrada al túnel. Una pesada loza estaba colocada en un boquete dentro de un cuarto, por donde pasó una tonelada de mariguana del Cártel de Sinaloa.

Mientras se servía la comida mexicana y sonaba el mariachi durante las tarde bohemias en el restaurante, al menos dos operadores ingresaban con paquetes con mariguana que cruzarían subterráneamente la frontera. En marzo, cuando se realizó el cateo, agentes de la Policía Federal alcanzaron a detener a dos sospechosos, quienes traían consigo paquetes con mariguana que pasarían a Estados Unidos.Desde entonces, el restaurante se encuentra cerrado.

Tráfico vigilado

Mientras que este grupo de ocho personas, muchos de ellos familiares entre sí, se dedicaba a la compra, financiamiento y construcción del túnel, agentes federales tenían comunicaciones interceptadas.

La supervisión fue quirúrgica. En base a esta vigilancia, ubicaron otra casa en la que guardaron droga en la calle Horizon. Toda ella, terminó en una bodega en la avenida Campillo. El plan era que desde ahí saliera en camiones hacia la zona de San Francisco. Cuando los agentes sintieron que había suficiente evidencia para llevar a Corte, catearon la casa en Calexico de madrugada y detuvieron a una persona.

En la sala, bajo una alfombra, descubrieron la salida del túnel. Este operativo impidió la salida de Calexico de la mariguana. Ese mismo día, agentes de Estados Unidos realizaron detenciones en Tucson. Un día después, otro operativo llevó a la detención de dos personas más, en Rialto, San Bernardino y otras ciudades de Arizona. Poco a poco, desmantelaron la red.

Sentenciados

El caso 16-747-MMA fue resuelto por la Fiscalía del Distrito Sur de California y a la fecha ha sido de las operaciones más exitosas de los últimos años. Al final, llevó a los ocho involucrados ante un juez, con diversos cargos por el tráfico de drogas.

Eva, de 74 años de edad, pasó 595 días en prisión como parte de su sentencia. Joel, su hijo, de 43 años, fue sentenciado a 60 meses en prisión. Agustín, su nieto, sigue esperando sentencia, al igual que su hija. Otro de los detenidos, originario de Acapulco y quien supervisó toda la operación de la construcción del túnel, fue sentenciado en el 2017 a 10 años en prisión. A la fecha, otros cuatro de los operadores del túnel permanecen en prisión, esperando su sentencia.
Source: Policiaca

About editor

Check Also

Una menor embarazada fue apuñalada por su novio

Al llegar las autoridades comprobaron que se trataba de una adolescente de 14 años deMás ...

Deja un comentario